¿TE CUESTA PONER LÍMITES? APRENDE A SER ASERTIVO/A

nu

 

Cuando tenemos un conflicto con alguien lo más difícil en ese momento suele ser cómo comunicamos a la otra persona esas cosas que no me han gustado, que me han dolido, o me han hecho sentir incómodo/a.

Hay 3 maneras básicas de reaccionar en estas situaciones:

  1. De forma pasiva, es decir, reaccionando con inseguridad, sin exponer claramente la situación, rehuyendo la mirada, con tono de voz casi inaudible.
  2. En el otro polo estaría la conducta agresiva, donde la persona se manifiesta de una forma impositiva, interrumpiendo a los demás, con gestos amenazantes y tono de voz elevado y violando los derechos de otras personas.
  3. Pero en el punto medio entre estas dos conductas, estaría la conducta más deseable que es laASERTIVA, donde se adopta un comportamiento comunicacional en el que la persona ni agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que expresa sus convicciones y defiende sus derechos. Esta conducta se relaciona con una alta autoestima, donde la persona se expresa de forma consciente, congruente, clara, directa y equilibrada. La finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimientos, defender nuestros derechos sin la intención de herir, actuando desde un estado interior de autoconfianza.

La asertividad impide que seamos manipulados por los demás en cualquier aspecto además de valorar y respetar al otro recíprocamente.

Si te cuesta ser asertiva/o con los demás, piensa en que:

  • Todas las personas tenemos derecho a ser tratadas con cortesía y respeto.
  • Cuando defendemos nuestros derechos nos respetamos a nosotras mismas y obtenemos el respeto de los demás.
  • Cuando hacemos lo que es correcto para nosotras, nos sentimos mejor con nosotras mismas y tenemos una relación más auténtica y satisfactoria con nosotras mismas.
  • Al sacrificar nuestros derechos, estamos entrenando a otras personas para que nos traten de forma incorrecta.
  • Ganaremos mucho de la vida si somos libres y capaces de defender nuestros derechos a la vez que potenciamos los mismos derechos en las demás personas.
  • Tenemos derecho a expresarnos mientras no violemos los derechos de otras personas.
  • Si no decimos a las demás cómo nos afecta su comportamiento, les estamos negando la oportunidad de cambiar.
  • Cuando no permitimos que conozcan nuestros sentimientos, de alguna manera, estamos manipulando a la otra persona.
  • Todo el mundo se beneficia del comportamiento asertivo

 

La conducta asertiva nos ayuda a establecer unas relaciones personales más auténticas y sanas. Si piensas que te cuesta ser asertivo/a piensa en cuáles son las causas por las que no te permites defenderte ni eres capaz de cuidarte emocionalmente.

BELÉN ALONSO MUÑOZ

Psicóloga Clínica

Copyright © 2016. AMABE Psicólogos.