LA MUERTE Y LA LIBERTAD

Resulta curioso el modo que tenemos de vivir, pensando que nuestra propia existencia, tal y como la conocemos, es un hecho eterno. Y nos agobiamos, y nos angustiamos ante la perspectiva de no llegar a donde queremos, a conseguir esas cosas que todos tenemos en nuestro imaginario y que se presumen indispensables para la vida.

Inconcebible no llegar a tener una casa de determinado tamaño, un marido o una esposa determinados, tales o cuales estudios, tal número de hijos, casa en la playa o tener buen aspecto para que los demás nos vean exitosos y guapos. Y resulta que lo único imprescindible para la vida es la vida misma y capacidad para vivirla.

Resulta curioso también que seamos tan poco conscientes de lo corto de nuestra existencia. Duramos apenas lo que dura una mariposa, y aún así nos creemos infinitos.

Tenemos un gran miedo a enfrentarnos a la enfermedad y la muerte. Evitamos hablar de la enfermedad o ver a esa persona que está en el hospital, porque nos pone nerviosos, o eludimos hablar y pensar en la muerte porque nos pone angustiados.

Resulta paradójico que la mejor manera y la más plena de vivir la vida sea teniendo presente la muerte, tomando consciencia de la finitud de nuestra existencia y del corto espacio de tiempo en el que se desarrollará. Paradójicamente, la toma de conciencia de nuestra finitud, de nuestra muerte, del “Gran límite”, es lo que nos dotará de infinita libertad y alegría por la vida, y un auténtico empoderamiento de nosotros mismos como seres deseantes, únicos y maravillosos.

Ana María Fuentes Alcañiz
Psicóloga Clínica

 

COMO SER MUJER Y NO MORIR EN EL INTENTO

Ser mujer no resulta sencillo. No basta con nacer con sexo femenino, implica toda una construcción mental. Una se construye mujer, no nace mujer. El título del famoso libro de Carmen Rico-Godoy, que utilizo para este artículo, me resulta muy gráfico, ya que “ser mujer” no ha tenido nada de fácil a lo largo de la historia.

En un mundo en el que los hombres, por lo general, han llevado el mando, la mujer a menudo se ha visto confundida en su desarrollo, ya que lejos de desarrollarse como iba queriendo o pudiendo, esta evolución se ha visto muy marcada por lo que se esperaba de ella, por como debía ser para cumplir con el papel que la sociedad y los hombres le asignaban y por como deseaban los hombres que fueran las mujeres.

En estos tiempos, con una mayor libertad de las mujeres, estas se encuentran con el desafío de reencontrarse con su propio deseo. Ahora resulta más fácil pensar que es lo que la mujer desea para sí misma, que es lo que le gusta, a qué se quiere dedicar, en que se quiere convertir o como desea su sexualidad. Si ves que tienes dificultades con tu parte femenina, si muchas veces dudas de que te gusta, que te haces disfrutar o has perdido la ilusión por la vida porque, por ejemplo, los hijos ya han abandonado el hogar, consulta con un especialista, en menos de lo que crees vivirás una vida mucho más plena y satisfactoria, y podrás descubrir tu propio deseo y hacerte cargo de él.

Ana María Fuentes Alcañiz
Psicóloga Clínica

CÓMO RESPONSABILIZARNOS DE NUESTRA PROPIA VIDA

Venimos aimage3 este mundo indefensos, desprovistos de herramientas de ningún tipo para hacer frente en solitario a las demandas de la vida. Nuestras figuras parentales son indispensables para la supervivencia, física y psíquica. Nos proveen de cuidados físicos, pero también de afectivos, ya que sin estos no sobreviviríamos (acordémonos de los bebés estudiados por el Dr. Spitz en orfanatos, que privados de contacto afectivo morían en muchas ocasiones). Los padres, o las personas que realizan la función materna y paterna, son nuestras figuras de referencia, nos miraremos en su espejo, buscaremos su aprobación y consideraremos que lo saben todo, que no se equivocan y que su palabra es ley. Esta es una etapa necesaria, hasta que descubrimos que los padres no lo son todo, no lo saben todo y no lo pueden todo. En ese momento, que desilusión, vaya jarro de agua fría, parece que se nos cae el mundo encima. Ese es el momento de descubrir también nuestra propia limitación, nosotros tampoco lo podemos todo y también cometemos errores. Este proceso es lo más adaptativo y cercano a la normalidad que puede ocurrir, ya que nos confronta con los límites, siendo esta, paradójicamente, la única manera de poder trascenderlos.
En muchas ocasiones aún vivimos pegados a las figuras parentales, ya sea consciente o inconscientemente. Cuando nos quejamos insistentemente de los padres a una edad adulta, cuando nos afectan en exceso sus opiniones y comentarios, cuando continuamos recordando de modo insistente el modo, bueno o malo, en el que fuimos tratados en la infancia, cuando vivimos en una eterna queja acerca de lo mal que nos va esto o aquello sin hacer nada al respecto, cuando delegamos nuestra vida y nuestras decisiones en otra persona sin tomar responsabilidad sobre nosotros mismos. Ahí puede que continuemos enganchados de manera inconsciente  con aquellas figuras parentales que una vez nos cuidaron. Si le parece que algo así le puede estar ocurriendo consulte con un especialista, podrá soltar lastre en menos tiempo del que usted cree.
Asumir la propia madurez es hacerse cargo de las decisiones que tienen que ver con la propia vida, sin delegar, con el riesgo de equivocarnos. Pero, ¡qué placer poder dejar atrás esa posición de omnipotencia infantil y tomar decisiones sobre nuestra propia vida!. Podremos equivocarnos, ¡seguro que lo haremos!, pero serán nuestras equivocaciones y nuestros aciertos y no los de otros. Será nuestra Vida de veras, y no una sombra proyectada por otros.
Ana María Fuentes alcañiz
Psicóloga Clínica

COMPARTA LA VIDA CON SUS HIJOS

Como dijo el gran poeta libanés Khalil Gibran (1883 – 1931), “Tus hijos no son tus hijos, son hijos e hijas de la vida, deseosa de sí misma. No vienen de ti, si no a través de ti, y aunque estén contigo, no te pertenecen…” Estos versos nos colocan ante un modo sano y hermoso de relacionarnos con nuestros hijos.
A menudo los padres y madres perdemos la perspectiva. La maternidad y paternidad nos hacen tomar una nueva posición de manera forzosa frente al mundo. Ya no somos sólo nosotros, ahora nos tenemos que hacer cargo de un ser que depende enteramente de nosotros. La tarea se va a complicar más o menos, dependiendo todo de nuestro propio equilibrio psíquico, de como hemos sido tratados como hijos, de las figuras paternas y maternas que hayamos tenido y de quien ha partido el deseo de esa maternidad y paternidad, entre otras muchas cosas.
Si tiene dificultades que se prolongan en el tiempo, si sienten la maternidad y paternidad como un trabajo titánico, si perciben que no se pueden relacionar con normalidad, libertad y tranquilidad con sus hijos, consulten con un especialista. En relativamente poco tiempo ustedes se recolocarán  como figuras parentales y adquirirán una tranquilidad que les ayudará a disfrutar de sus hijos y la vida. Porque de eso se trata, de disfrutar.
Los niños no son nuestros, así que respetémosles como respetamos a las demás personas, no son tontos, son niños, están aprendiendo. No les ridiculicemos. Los padres estamos ahí para ayudarles a descubrir su identidad, no para darles una. Ellos no están ahí para cumplir nuestras expectativas, ayudémosles a encontrar sus propias metas y expectativas; mientras, ocupémonos maduramente de llegar a las propias. Permitamos que se formen su propia opinión sobre el mundo, este es un gran acto de generosidad, no les metamos nuestras locas ideas en sus cabecitas, seguramente ellos nos sorprenderán con interpretaciones del mundo que nos asombraran, y a las que tienen derecho. Escuchémosles. Ayudémosles a descubrir sus habilidades dándoles responsabilidades acorde con su edad, no les sobreprotejamos.
Y sobre todo, disfruten de ellos, disfruten con ellos. Compartan de verdad la vida con ellos. Hablen de verdad con ellos, como personas diferentes a ustedes y en cierto modo amigos. La vida es corta, a menudo no es tal la carga que nos colocamos a las espaldas. Disfruten de ella junto a sus hijos.
Ana María Fuentes Alcañiz
Psicóloga Clínica

QUE EL PASADO NO TE IMPIDA SER FELIZ

¿Tienes recuerdos de cosas que has vivido en el pasado y eso no te permite estar tranquilo?
El pasado es un tiempo que ya pasó y que no va regresar, de nada te vale estar lamentándote por algo que ya ha pasado.
No desperdicies tu vida de esa manera!

Dejar ir ese dolor, esa decepción, esa angustia, ese mal o horrible experiencia….
Libérate ahora, llora, grita, luego cálmate e inicia un nuevo presente, valora y ámate con locura, no cargues con lo malo, abre tus manos prepárate para abrazar lo bueno que tienes y lo maravilloso que viene para ti.

Recuerda que lo que tú necesitas para ser feliz está en el presente porque ahí tienes el control más no en el pasado que no cambiara por nada de lo que hagas, evita pensamientos que solo te atormentan, deja de cuestionarte.

¡Sonríe! que nada te impida ser feliz.

miercoles5-articulo

¿SABES QUE OCURRE CON TU CUERPO CUÁNDO COMES DE FORMA RÁPIDA Y SIN PAUSAS?

mierc23
Comer rápido tiene efectos negativos sobre nuestra salud, afectando de forma concreta al aparato digestivo se refiere, ya que el funcionamiento de éste empeora considerablemente y con él la asimilación de los alimentos por parte del organismo, algo que nos afectará sobre manera a la hora de mantener una correcta salud física. A continuación te revelamos algunas de las consecuencias que puede tener para tu cuerpo el consumir alimentos de forma rápida:
Aumento de peso
El cerebro y el estómago trabajan en sincronía para controlar el apetito. Este proceso no es instantáneo; de hecho, tu estómago demora alrededor de 20 minutos en comunicarle al cerebro que ya has comido suficiente. Por este motivo, si comes muy rápido, habrás tragado muchas calorías, antes de que tu estómago haya podido avisarle a tu cerebro que no las necesitaba. Y todos sabemos que las calorías en exceso terminan traduciéndose en kilos indeseados. 
Indigestión
Comer rápido es un camino directo a la indigestión. Entre sus principales síntomas se encuentra el ardor estomacal y la pesadez. El malestar cede una vez que el cuerpo ha podido terminar de digerir los enormes pedazos de comida que has engullido
Disociación de señales
Cuando comes muy rápido, dejas de escuchar a tu cuerpo. Esto te lleva a perder la noción de si tienes hambre o estás satisfecho. Con el tiempo, dejas de ser sensible a las señales de apetito y saciedad y comienzas a guiarte por deseos o impulsos emocionales. Y estos nunca son buenos consejeros.
Como la comunicación entre el estómago y el cerebro tarda 20 minutos, trata de que tus comidas duren al menos este tiempo. Ten en cuenta estas consecuencias, encuentra en tus comidas una oportunidad para el disfrute: deléitate con los sabores, maravíllate ante los diferentes colores… Comer es sencillamente genial.

LA INFANCIA Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

IMG_0264

 

¿A QUÉ EDAD DEBO PERMITIR A MI HIJO JUGAR CON LA TABLET O TENER MÓVIL?

Estas y otras cuestiones relativas a los nuevos medios las plantean los padres en la consulta cada vez más. Es lógico, las nuevas tecnologías (en realidad no tan nuevas puesto que llevan en nuestros hogares muchos años ya) producen una gran incertidumbre, ya que son soportes y medios que en numerosas ocasiones se nos escapan de las manos.

Este artículo pretende clarificar y ofrecer algunos puntos de referencia basados en investigaciones recientes de sólidas corporaciones al respecto (“Fundación Kaiser” EEUU, “Active Healthy Kids” Canadá y “Asociación Francesa de Pediatría Ambulatoria”).

En primer lugar cabe decir que no hay que demonizar los nuevos medios. Acordémonos de lo que ocurría con la aparición de la televisión. Según muchos iba a propiciar prácticamente el fin del pensamiento, de la comunicación y de la familia, por mencionar algunos. Es cierto que el modo en el que las familias se comunican a hora difiere de la manera en que lo hacían cuando esta no existía, pero no podemos achacarlo sólo a su aparición. Cierto es que la aparición de este medio ha supuesto un cambio cualitativo importante en nuestras vidas a muchos niveles, y siendo este cambio positivo en una medida importantísima. Por lo tanto no hay que caer en el tópico de que todo lo desconocido es malo por definición. Muchas veces los padres ven negativos los nuevos medios y las nuevas formas de entretenimiento de sus hijos, como por ejemplo los videojuegos, debido en gran medida al desconocimiento. Como primera medida es importante que estemos informados de lo que hacen nuestros hijos, en el sentido en que debemos conocer que función cumple la tablet, que contenidos ven nuestros hijos en ella, a que videojuegos juegan, jugar con ellos, aprender en profundidad en que consisten, como se juega, que personajes hay, en que consiste el juego, como se gana, etc

Sigue leyendo

CUESTIONES IMPORTANTES SOBRE EL JUEGO Y LOS JUGUETES

Jueves-2

 

Todas las personas saben que el juego es el hábitat natural de cualquier niño o niña, que a través de él, exploran el mundo, sus capacidades, su creatividad e imaginación. Que para ellos es tan importante como el comer, porque al igual que la comida les nutre el cuerpo físico, el juego y la creatividad les nutre su psiquismo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque para los niños el jugar sea vital, ello no implica la necesidad de enormes cantidades de juguetes, o juguetes que hagan de todo para que los niños se conviertan en personas pasivas, anulando su capacidad de crear. Los niños DEBEN jugar, pero jugar no es tener juguetes, es como dice Tonucci, “jugar para un niño es la posibilidad de recortar un trocito de mundo y manipularlo” y para ello no hace falta grandes cosas, porque de transformar objetos cotidianos y otras cosas, eso ya se encarga el niño y la niña. Lo más importante que tenemos que hacer es fomentar un juego activo, donde ellos puedan sentirse creadores y partícipes de ese mundo.

Sigue leyendo

PROTEJAMOS A NUESTROS NIÑOS DE LA SOBREINFORMACIÓN

childwatchingtv2

 

Vivimos en la era de las telecomunicaciones. Un suceso acontece en Estados Unidos y al minuto podemos ver imágenes de él en nuestros televisores. La información nos rodea de manera constante y no siempre resulta positiva para nosotros. Los informativos emiten decenas de noticias con miles de fotogramas que no podemos asimilar ni procesar porque es físicamente imposible, y lo único que conseguimos es padecer un constante estado de estrés que no sabemos de donde viene. Si a los adultos nos afecta esta sobreinformación imagínense a los niños y niñas.

En los adultos Eduard Estivil habla de el “Síndrome de fatiga informativa” (no categorizado nosológicamente). En él se habla sobre como altas cantidades de información producen estrés, estado de tensión contínuo, y baja cantidad y calidad del sueño en adultos. La información nos llega por televisión pero también por las redes sociales, las cuales se utilizan ya como un periódico personalizado, mediante el cual filtramos la información que más nos interesa, lo cual es positivo, pero que nos deja igualmente expuesto a un nivel de información tan grande que es imposible de asimilar tanto cognitiva como emocionalmente. Por otro lado los telediarios no paran de emitir breves pero intensas noticias sobre catástrofes, atentados, miseria, etc. Parece que no ocurren otras cosas en el mundo, parece que el ser humano sólo es capaz de generar destrucción, o eso se infiere al acabar cada uno de ellos, generándose cierto efecto de “indefensión aprendida”, ya que, parece, que nada podemos hacer para cambiar la situación que acontece al planeta. En cualquier caso el número de noticias, nombres, lugares, personalidades, índices, porcentaje, etc, es tan elevado, que se hace prácticamente imposible su asimilación. Ver los informativos de televisión genera estrés y un estado de ánimo depresivo. Le recomendamos que utilice otro método informativo, como los periódicos o las noticias digitales, medios sobre los cuales sí tiene usted cierto grado de control.

Sigue leyendo

“TUS HIJOS NO SON TUS HIJOS”

Paternidades

 

“TUS HIJOS NO SON TUS HIJOS” (Khalil Gibran)

————————–

Tus hijos no son tus hijos,

son hijos e hijas de la vida

deseosa de sí misma.

No vienen de ti, sino a través de ti,

y aunque estén contigo,

no te pertenecen.

Sigue leyendo

AMABE Psicólogos

91 692 60 54
Calle Navarra, 9, 1ºA, 28320 Pinto, Madrid.
De lunes a viernes:
9h-21h

 

 

     

Pon en orden tu mente, vivirás mejor

Copyright © 2016. AMABE Psicólogos.