familiaamabe

 

Lo emocional es la base para el desarrollo del niño y la niña. Aprender a escuchar las necesidades emocionales de nuestros hijos e hijas, les permite desarrollarse de forma plena, con seguridad y confianza porque tendrán un lugar seguro donde se sientan comprendidos y queridos.

Sabemos que ser padres y madres es una tarea bonita pero también compleja que implica una gran responsabilidad en todos los sentidos. La llegada de un/a hijo/a supone grandes e importantes cambios que padres y madres tienen que conocer para poder gestionar de la mejor manera. Ellos suelen colocar en sus hijos/as expectativas, deseos, ilusiones, etc, sobre cómo deben ser, actuar y sentir, sin embargo, cada persona que nace tiene un lugar propio y diferente que ambos padres deben descubrir. Por eso, ejercer una paternidad y maternidad saludables implica conocer a nuestros hijos/as, escucharles para descubrir quiénes son más allá de lo que nos gustaría.

Cuando les escuchamos, se sienten comprendidos, valorados, tenidos en cuenta sin necesidad de tener que cumplir con todo lo que se espera de ellos. Esto les proporciona las herramientas suficientes para enfrentarse con el desafío positivo que supone la vida, esa ventana que ellos abren para sí mismos, así como les otorga la confianza necesaria para convertirse en personas capaces de atender a los retos y las exigencias psíquicas necesarias para cada momento. Esta escucha emocional proporciona un vínculo en el que los padres van otorgando un lugar propio y diferente a ese hijo o esa hija, un lugar diferente donde puedan construir una identidad propia separada de la de sus padres.

Este proceso pasa por diferentes momentos en función de la edad, pero tendremos que posibilitarlos para que al llegar a la adolescencia, tengan suficientes recursos psíquicos para ese momento vital tan importante lleno de cambios e incertidumbres.

Porque sabemos que educar es algo complejo, que implica la creación de una relación de respeto hacia el otro y no simplemente un vínculo de dominio, y porque los padres y madres son aquellas figuras que sostienen todos los movimientos psíquicos de sus hijos/as, por ello desde Amabe Psicólogos ofrecemos un espacio de reflexión donde compartir inquietudes, dudas y angustias bajo la ayuda de un profesional especializado. Esas dudas que todo progenitor tiene en relación al vínculo con sus hijos e hijas.

AMABE Psicólogos
91 692 60 54
Calle Navarra, 9, 1ºA, 28320 Pinto, Madrid.
De lunes a viernes:
9h-21h

 

 

     

Pon en orden tu mente, vivirás mejor

Copyright © 2016. AMABE Psicólogos.